Unas gafas que te devuelven el olfato ¡Manda narices!

Unas gafas que te devuelven el olfato ¡Manda narices!
Escrito por Pablo el 21 Oct 2022 en Tecnología

Los investigadores de la Virginia Commonwealth University (VCU) han desarrollado un prototipo que podría devolver el sentido del olfato a gente que haya perdido el sentido del olfato a causa del COVID-19, una lesión cerebral o cualquier otra afección médica.

¿Cómo funciona este prototipo?

Entrenando sensores

Este prototipo consta de dos partes, por un lado, unas gafas con un receptor externo sensible a los olores , que se conecta y transmite una señal a la segunda parte de este invento, un estimulador implantado en el cerebro, parecido a un implante coclear.

Por raro que parezca, la parte más complicada no es la de restaurar el sentido del olfato a una persona, sino la de "adiestrar" al prototipo a simular cada olor de los muchos que existen y reconocemos.

Aunque el humano no sea uno de los animales que mejor olfato tienen, tenemos aproximadamente unos 400 receptores olfativos, lo que nos hace capaces de reconocer miles de olores diferentes.

Hacer que el dispositivo reconozca estos olores es algo que se tiene que entrenar de manera individual para cada paciente.

Paso a paso, desde el sensor externo hasta el cerebro

 

Los pasos que seguiría nuestro prototipo para poder devolver el sentido del olfato serían los siguientes:

  1. Un sensor en la parte frontal de nuestro dispositivo, con multitud de receptores, detecta un olor, en este momento envía una señal a un procesador externo, situado en un lateral de las gafas.
  2. Este procesador externo, procesa esta señal e identifica el olor recibido con un código, este código es enviado a nuestro receptor implantando, como he dicho anteriormente, parecido a un implante coclear.
  3. Este receptor, una vez recibido el código, enviará una señal a través de un cable a un conjunto de electrodos de estimulación situados cerca del bulbo olfativo
  4. Este conjunto de electrodos creará un patrón de estimulación cerebral correspondiente al olor original, permitiendo así al individuo, recuperar su sentido del olfato.