Ya es posible hacer luces LED a partir de los desechos del arroz, sus cáscaras

Ya es posible hacer luces LED a partir de los desechos del arroz, sus cáscaras
Escrito por Pablo el 20 Apr 2022 en Actualidad

Me encanta cuando veo estas noticias en las que a partir de desechos podemos crear tecnología, y es que cada año, durante el molido del arroz, se desperdician cerca de 100 millones de toneladas en todo el mundo, ¿qué mejor manera de reciclar que creando luces LED? Yo creo que hasta Abel Caballero ha debido financiar las investigaciones.

¿Esto no es tóxico?

Estas investigaciones las han llevado a cabo el equipo del Centro de Ciencias Naturales para la Investigación y el Desarrollo Básicos de la Universidad de Hiroshima, y el principal autor y profesor de química en dicha universidad, Ken-ichi Saitow, ha dicho: Dado que los QD* típicos a menudo involucran material tóxico, como cadmio, plomo u otros metales pesados, las preocupaciones ambientales se han deliberado con frecuencia al usar nanomateriales. Nuestro proceso y método de fabricación propuestos para QD* minimiza estas preocupaciones

*QD = Quantum Dots, que son unas moléculas microscópicas que en función de como le dé la luz emiten un color u otro

Puesto que tienen un poco de conciencia, se propusieron buscar otra forma de producir estos QD, o puntos cuánticos en Castellano, y se encontraron con que las cáscaras del arroz son una fuente de sílice de alta pureza, y al tener propiedades fotoluminiscentes por su estructura de puntos cuánticos, serían un excelente semiconductor.

¿Cómo lo hacen?

Lo primero que hicieron fue mezclar la cáscara molida con tratamientos térmicos y grabados químicos para procesar la sílice (SiO2) de la cáscara de arroz.

Molieron y sacaron los polvos quemando los compuestos orgánicos de los desechos del arroz molidos.

Luego calentaron este polvo en un horno para obtener el polvo de Si (silicio) reducido y posteriormente mediante grabado químico consiguieron reducirlo todavía más hasta llegar a tener un tamaño de 3 nanómetros.

Para terminar, funcionalizaron su superficie para otorgarle una alta dispersividad en solvente y estabilidad química.

Después de todo esto tuvieron los SiQD que son los puntos cuánticos o QD de Silicio que son microcristales luminiscentes en el rango naranja-rojo con una alta eficiencia de luminiscencia de más del 20%